Armas y objetos singulares

La Piedra del Destino.

La Piedra del Destino, también conocida como «Piedra de Scone», o «Piedra que canta» (en Gaélico escocés Lia Fàil), es un bloque de roca arenisca que desde antiguo se ha usado para la coronación de los reyes.

La Biblia narra que Jacob se encontraba de viaje cuando se hizo de noche. Al coger una piedra para usarla como almohada, Dios se le apareció y le dijo que debía llevársela con él. De Judá, la piedra pasó a Egipto, hasta que los israelíes decidieron trasladarla a la Tierra Prometida. Durante cientos de años la Piedra del Destino fue un instrumento clave en la coronación de sus reyes. Después la llevaron aún más lejos, a Santiago de Compostela; luego a Irlanda; y, finalmente a Escocia.

Tras usarla como símbolo en la coronación de varios reyes, el Kenneth McAlpin la puso bajo la custodia de los Guerreros de la Luz, los «Guardianes de la Piedra», quienes la incorporaron a su escudo. Y es que el Albor, como ellos lo llaman, tiene poderes mágicos.

A pesar de todo, en el siglo XIII fue expoliada de la Abadía de Scone por Eduardo I de Inglaterra y llevada a Londres, a la Abadía de Westminster. En 1996, el Gobierno Británico decidió devolverla a Escocia, por lo que en la actualidad puede ser vista en el Castillo de Edimburgo, junto con las joyas de la corona escocesa.

Ahora bien, según la leyenda, lo que los monjes facilitaron a Eduardo I era una simple copia. ¿Dónde está entonces las verdadera Piedra del Destino?

Si te interesa, sigue leyendo la Conjura de las Sombras.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .