Armas y objetos singulares

Estela funeraria balhar.

Como corresponde a la tradición celta, cuando los Guerreros de la Luz caen en la batalla, sus restos son incinerados. Sin embargo, en lugar de descansar en una necrópolis, las cenizas quedan enterradas en un claro del bosque, en una tumba anónima sin más identificación que la estela funeraria balhar. Al pie de esta lápida, que muestra un jinete armado de lanza y escudo, se coloca una llama que deberá arder hasta la puesta del sol. De este modo, el espíritu del Caballero Balhar podrá guiarse a través de las tinieblas y alcanzar los verdes valles surcados por manantiales cristalinos para reunirse con sus ancestros.

La estela funeraria balhar que se presenta en La Conjura de las Sombras fue esculpida por el reconocido escultor de Laguna de Duero, Lorenzo Duque Martín, siguiendo los modelos del arte vacceo, y cedida a finales del 2018 para que la usáramos en el book trailer de la obra.

Por su parte, Santiago Vicente nos ayudó a trasladar el grabado de la piedra a un dibujo, que es el que se muestra más abajo, y que es el que usamos como logotipo.

Personajes

Ocultismo en el Tercer Reich

El término “Tercer Reich” se refiere al régimen nazi, que se extendió en Alemania desde el 30 de enero de 1933 al 8 de mayo de 1945. Se denomina Tercer Reich para diferenciarlo de los dos imperios germanos anteriores, el imperio franco medieval de Carlomagno y el imperio germano bajo la dinastía prusiana de Hohenzollern (1871-1918).

Inmediatamente después de su designación como Canciller (jefe del Gobierno), Adolf Hitler suspendió por decreto los derechos civiles. En seis meses, se prohibieron los partidos políticos, salvo el nazi. La cultura, la economía, la educación y la ley quedaron bajo su control. En agosto de 1934 Hitler abolió la presidencia y se proclamó Führer del pueblo alemán. Con este rango, él y su partido quedaron fuera de todas las restricciones legales del aparato del Estado. A partir de ahí comenzó la persecución y represión de los opositores políticos por la Gestapo (policía secreta estatal) y el Servicio Secreto del partido nazi.

En su búsqueda de la raza aria, los nazis no solo planearon la eugenesia y eliminación de los pueblos inferiores (judíos y gitanos), sino que pusieron en marcha un ejército de hechiceros que les permitieran contactar con los que denominaron Superiores Desconocidos. El ocultismo nazi incluía el espiritismo, la adivinación, la magia, el misticismo y la alquimia. Entre 1926 y 1943 las sociedades ocultistas nazis llevaron a cabo diferentes expediciones con el fin de encontrar reliquias como el Santo Grial, y espacios míticos como la Atlántida, la isla de Thule, Hiperbórea, Shambhala y Agartha, las cuales consideraban como los lugares de nacimiento de la raza aria y el superhombre.

Si quieres saber más, hazte con La hermandad oscura.